TRENDING

martes, 28 de enero de 2014

UN NIÑO PUEDE HACER LA DIFERENCIA | EXPERIENCIAS REALES DE NIÑOS

A veces, los sueños se pueden hacer realidad, por eso voy a contarles algo, del 8 al 11 de mayo del año 2000 mi hija y yo viajábamos a Disney World en Orlando, Florida, para cumplir el tan ansiado sueño de mi hija Amanda. Aunque no lo crea un niño puede hacer la diferencia, como también lo hace quien quiere hacer una cambio en este mundo.
Los sueños de los niños
Para que la conozcan un poco más, Amanda está en 6º grado del colegio y entró en un Concurso del Milenio de McDonald, en el cual les habló de su contribución a la sociedad humana y su sueño de hacer del mundo un lugar mejor para los animales. El sueño de Amanda es ayudar a las mascotas sin hogar a encontrar uno, y ella trata de hacer realidad su sueño, ya que escribe un boletín y todos los beneficios que recibe los dona a una sociedad benéfica. 

CONOCER QUE UN NIÑO PUEDE HACER LA DIFERENCIA

Amanda ganó el viaje a Disney para ella y para un acompañante con todos los gastos pagos, por participar en el concurso del milenio y para reunirse con los otros ganadores del todo el mundo. La cantidad de niños seleccionados fue de un total de 2.000, de los cuales 1.000 de ellos eran de los Estados Unidos y los otros 1.000 pertenecían a los distintos 90 países del mundo. 

Los logros de los niños fueron reconocidos en una ceremonia de entrega de premios, donde Christopher Reeves director general de la corporación McDonald fue uno de los oradores principales. En dicha ceremonia se felicitó a los niños en todo lo que han realizado y se los animó a continuar con sus esfuerzos. Haciendo hincapié en el hecho de que sus contribuciones son la clave de nuestro futuro, ya que un niño puede hacer la diferencia.

 Una de las partes más emocionantes del viaje, fue el momento en el que se intercambiaron los pines con niños de otros países. En el caso de Amanda llegó a casa con los pins de Sudáfrica, Israel, Alemania, Reino Unido, Corea e Indonesia, solo para citar unos pocos. A los niños les dieron pases gratuitos a todos los parques temáticos y donde se dan espectáculos de fuegos artificiales, fiestas y muchas formas de entretenimiento. 

Toda esta experiencia fue un gran acontecimiento y una gran diversión, como también una gran fuente de inspiración. Te preguntarás que tiene que ver esta historia contigo y es que tu hijo, es un niño que puede hacer la diferencia. Ya que la mayoría de los niños que participaron del evento Milenio tenían entre 8 y 11 años de edad.


SABER QUE UN NIÑO PUEDE HACER LA DIFERENCIA


Pero todos estos niños tenían algo en común, que era un sueño, ya que todos tienen un sueño de un tipo u otro. La mayoría de los niños tienen grandes sueños pero no pueden hacerlos realidad por su cuenta. Este es el momento en el que entras tu para poder ayudarlo, no para que lo concretes sino para escuchar cuáles son sus sueños.

Debes animarlo a alcanzar aquello que desea y de esa forma hacer una diferencia en el mundo, porque un niño puede hacer la diferencia. La participación de los niños en tareas comunitarias los mantiene fuera de problemas y les enseña habilidades para toda la vida. Como a saber sobre lo que es la responsabilidad y aprender a trabajar con los demás. A muchos de los niños les gusta dar lo poco que tienen a los demás.

Las oportunidades están ahí afuera donde se las mire, solo hay que ver si su comunidad tiene una oficina que organiza los esfuerzos voluntarios en su área. La próxima vez que a su hijo se le ocurra una gran idea para hacer una contribución a la comunidad, debe darle la oportunidad de poder ayudar.

Te vas a sorprender de los cambios graduales en tu hijo al animarlo a continuar con ese tipo de idea. Los niños son el futuro del mañana, debes ayudarlos a hacer de este mundo un mejor lugar para vivir.

COPYRIGHT © Verónica/ Foto Por Cortesía: Fotolia
RED DE BLOGS "GRUPO LM"

Te invitamos a visitar:
Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

Suscripción a Newsletter

 
Back To Top