TRENDING

lunes, 2 de junio de 2014

LA SALUD MENTAL EN NIÑOS Y ADOLESCENTES | CONSEJO PARA PADRES

La salud mental en niños y adolescentes es un dato realmente importante para que los padres tengan en cuenta, siendo parte de la conducta de las personas, el como se piensa, siente y se actúa cuando nos enfrentamos a distintas situaciones de la vida. 

Afecta también de acuerdo, a cómo las personas manejan el estrés, se relacionan entre sí, y toman diferentes decisiones. La salud mental influye en la forma en la cual los individuos se ven a sí mismos, sus vidas, y a las demás personas. Al igual que la salud física, la salud mental es importante en todas las etapas de la vida.


Detectar problemas en los niños

Todos los aspectos de nuestras vidas se ven afectadas por nuestra salud mental, por eso cuidar y proteger a los hijos es una obligación fundamental para su vida cotidiana, y su independencia emocional futura. Los niños y adolescentes pueden tener graves problemas de salud mental como los adultos, que interfieren con su forma de pensar, sentir y actuar. 

DATOS SOBRE LA SALUD MENTAL EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

Cuando no se trata, los trastornos de salud mental pueden conducir al fracaso escolar, los conflictos familiares, el abuso de drogas, la violencia e incluso el suicidio. Los trastornos de la salud mental en niños y adolescentes sin tratar pueden ser muy costosos para las familias, las comunidades y para el sistema de atención de salud.

Hay una hoja informativa de "Problemas de Salud Mental" para los niños y adolescentes, y se refiere a la gama de todos los trastornos emocionales de comportamiento, y mentales diagnosticables. Ellos incluyen la depresión, el trastorno por déficit de atención hiperactividad y ansiedad , conducta y trastornos de la alimentación.

Los problemas de salud mental afectan a uno de cada cinco jóvenes en un momento dado. Los "Trastornos emocionales graves" para los niños y adolescentes se refieren a los trastornos que hacen interrumpir severamente el funcionamiento diario en el hogar, la escuela o la comunidad. Los disturbios emocionales serios afectan a 1 de cada 10 jóvenes en un momento dado de su vida.

Los Trastornos de Salud Mental son más comunes en los jóvenes de lo que mucha gente cree. Los estudios demuestran que por lo menos uno de cada cinco niños y adolescentes padecen alguno, al menos uno de cada 10 o cerca de 6 millones de personas tienen un trastorno emocional grave.

Los trastornos de la salud mental en niños y adolescentes son causadas en su mayoría por la biología y el medio ambiente. Los ejemplos de causas biológicas son la genética, los desequilibrios químicos en el cuerpo, o daños en el sistema nervioso central, tales como una lesión en la cabeza. Muchos factores ambientales también ponen a los jóvenes en riesgo de desarrollar trastornos de la salud mental.

Los ejemplos incluyen la exposición a toxinas ambientales tales como altos niveles de plomo. También la exposición a la violencia, como presenciar o ser víctima de abuso físico o sexual, tiroteos, asaltos u otros desastres. El estrés relacionado con la pobreza crónica, la discriminación u otras dificultades graves, y la pérdida de personas importantes a través de la muerte, el divorcio o las relaciones rotas.

Los signos de los trastornos de salud mental pueden señalar una necesidad para ayudarlos, ya que los niños y adolescentes con este tipo de problemas deben buscar ayuda psicológica tan pronto como sea posible. Una variedad de señales puede mostrar este tipo de trastornos emocionales graves en niños o adolescentes

CONOCE LA SALUD METAL EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

Debes prestar atención si un niño o adolescente que conoces tiene alguno de estas señales de advertencia. Por ejemplo si está preocupado por algún sentimiento, o estar de forma constante triste y desesperado sin ninguna razón aparente, y estos sentimientos no desaparecen en el transcurso de los días.

Si está extremadamente temeroso o tiene miedos inexplicables, e incluso se muestra constantemente preocupado por problemas físicos o de apariencia física. Un niño o adolescente experimenta grandes cambios, como por ejemplo muestra disminución del rendimiento en la escuela, la pérdida de interés en cosas que antes disfrutaba.

Experimentar cambios inexplicables en los patrones de dormir o comer o si evitan a los amigos o la familia y tienen el deseo de estar solos todo el tiempo. El soñar despierto demasiado y no completar las tareas, sentir que la vida es demasiado difícil de manejar. Voces que no pueden ser explicadas de audición o experimentar pensamientos suicidas.

La falta de concentración y ser incapaz de pensar con claridad, una incapacidad para permanecer sentado o de centrar la atención, preocuparse por ser dañado, o causar daño a los demás, e incluso realizar actos malvados. Una necesidad de lavar, limpiar cosas o realizar ciertas rutinas cientos de veces al día, a fin de evitar un peligro sin fundamento.

La dieta y el ejercicio de manera obsesiva, la violación de los derechos de los demás o constantemente romper la ley sin tener en cuenta a otras personas. Hacer cosas que pueden ser potencialmente mortales, como el caso de matar animales. Los servicios integrales a través de los sistemas de cuidado pueden ayudar a la salud mental en niños y adolescentes diagnosticados con trastornos graves de salud mental.  

COPYRIGHT © Verónica / Foto Por Cortesía: Fotolia
RED DE BLOGS "GRUPO LM"

Te invitamos a visitar:
Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

Suscripción a Newsletter

 
Back To Top