TRENDING

sábado, 5 de julio de 2014

LA DEPRESIÓN EN LA ADOLESCENCIA

Te habrá pasado en algún momento que algún amigo te haya llamado porque necesitaba a alguien con quien hablar. Tenía el problema que suponía que su hija podría ser suicida y estaba en un viaje de negocios hasta el día siguiente. Su marido estaba en su casa manejando la situación, pero ella no iba a estar bien hasta que pudo tener a su hija cerca. Esto de la depresión en la adolescencia es algo bastante frecuente.

La depresión en los jóvenes

Tenía que mirar profundamente en los ojos de su hija para saber lo que realmente estaba pasando dentro de su mente. Entonces hablamos un poco acerca de cuando teníamos diecisiete años, y ella trató de suicidarse. Ahora, después de tantos años, ¿qué podía decir a mi amiga de su hija para que se sintiese mejor? 


CONOCE LA DEPRESIÓN EN LA ADOLESCENCIA
Ella creció en un hogar disfuncional y no había tenido algún tipo de apoyo emocional. Eso lo que hizo fue crear y preparar el terreno para una autoestima muy baja al entrar en la escuela secundaria. Mi amiga estaba muy mal porque estaba enamorada de dos chicos que eran muy amigos entre ellos, y sabía que nunca sería capaz de elegir entre los dos.

Era más de lo que podía soportar, ella quería escapar del dolor de las citas y del anhelo de uno y del otro. Ambos eran increíbles y maravillosos. Ella los había conocido cuando teníamos quince años, él fue su primer amor verdadero, pero este chico estaba luchando con el nuevo marido de su madre y se volvió muy distante y malhumorado. En su inseguridad, mi amiga  supuso que no estaba interesado en ella. Para probar su teoría, le dibujó un corazón que había dibujado en su cuaderno con sus nombres.

Estaba demasiado herido e inseguro para admitir que mi amiga sólo lo estaba probando, ninguno de ellos sabía cómo hablar abiertamente de lo que sentían. De vez en cuando la invitó a salir en distintas fechas después de eso. Estuvieron a punto de volver a estar juntos y luego se terminaba de nuevo. Se había mudado a un pueblo cercano a vivir con su padre y su madrastra, le dio el número de teléfono de su mejor amigo y le dijo que lo llamara si alguna vez necesitaba llegar a él.

Una noche, después de un año de idas y vueltas, llamó a su amigo para saber cuándo estaría de regreso en la ciudad y lo más importante, si alguna vez volvería a estar con ella. Sin embargo, su mejor amigo estaba allí para escuchar y sanar todo lo que ella sentía. El mejor amigo era tan maravilloso y sorprendente como lo era él, pero de maneras diferentes. Tenían dieciséis años y planeaban casarse cuando llegaran a los veinte.

Ya que eran los mejores amigos, el ex llegaría para visitarlo y pasar un rato. Fue para ella muy difícil verlo en esas visitas. La cabeza le decía que debía odiarlo, pero en su corazón sentía algo, cada vez que entraba en la habitación. El ex y ella tuvieron una larga conversación una noche.

Él le dijo que era mejor que saliera con su mejor amigo, pero mi amiga todavía estaba enamorada de él. Su mejor amigo era el chico más dulce y más amable que había conocido. A ninguno de ellos se le ocurriría herir un alma tan hermosa. Con el tiempo mi amiga no podía soportar el dolor de querer a uno y la culpa de no querer herir al otro, esa es una forma de la depresión en la adolescencia.

Sospecho que se trata de una especie de lucha o mecanismo que se desencadena cuando se está entre dos sentimientos. Cuando se siente que la situación es desesperada y no se tiene ninguna manera de cambiar la dinámica, entonces no se puede luchar contra eso. Por lo tanto, se quiere huir y el suicidio es la última forma de tomar vuelo.

Es realmente difícil durante ese momento detenerse y darse cuenta de que las emociones están en constante cambio y, como tales, no tienen que ser combatidas ni evitadas. Sólo tienes que esperar a salir y tomar decisiones positivas y cambios para no entrar en la depresión en la adolescencia.

A los diecisiete años, mi amiga no podía ver eso. Años más tarde, cuando mi amiga tuvo dos niños pequeños se dio cuanta que su vida era un desastre, se encontró que quería escapar del dolor otra vez. Sabía que sus dos hijos se sentirían psicológicamente muy mal si cometía un suicidio. 

DETECTA LA DEPRESIÓN EN LA ADOLESCENCIA
Como mi amiga era madre soltera, era su único sentido de seguridad, era todo su mundo. Se cansaba y se deprimía al querer huir de sus problemas, pero nunca pudo considerar seriamente el suicidio como en la secundaria. Alguien la necesitaba y se destruiría si se fuera. Tal vez ahí es donde la respuesta al suicidio adolescente se encuentra.

Hace casi tres años, el hijo de mi amiga le dijo que él era un suicida. La idea de la vida sin su hijo era más de lo que podía soportar. Ella sabía lo que se siente al tener tanto dolor, que lo que se desea es morir. Imaginar a su propio hijo que sienta de esa manera era peor que cualquier cosa que haya tenido que soportar. 

Entonces habló mucho tiempo acerca de las cosas que habían destruido su voluntad de vivir y de la depresión en la adolescenciaHablaron mucho sobre la sensación de ser suicida. Estuvieron muy cerca en esas próximas semanas a medida que trabajaron juntos para hacer un montón de cambios en su mundo y en su punto de vista. 

Lo está haciendo de maravilla ahora, él es muy feliz en una nueva escuela, con una novia que es el amor de su vida, y que ha encontrado su viejo gusto por las aventuras de la vida de nuevo. Así que, supongo que el consejo es si tu hijo acaba de hablar sobre el suicidio para llamar la atención, averiguar por qué. Puede estar probando, buscando a ver si alguien se preocupa. 

Encontrar una manera de hacerle ver que las emociones son temporales y que en conjunto se puede arreglar cualquier cosa que la vida le depare. Ayudalo a cambiar su vida, averigua qué es lo que lo preocupa y trata de guiarlo a crear cambios positivos, enséñale cómo superar el dolor en lugar de sucumbir en él y sobre la depresión en la adolescencia. 

COPYRIGHT © Verónica G. / Foto Por Cortesía: Fotolia
RED DE BLOGS "GRUPO LM"

Te invitamos a visitar:
Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

Suscripción a Newsletter

 
Back To Top