TRENDING

miércoles, 23 de julio de 2014

LA GENEROSIDAD Y LOS NIÑOS

 Si le enseñas a un niño que haga lo que le dicta el corazón y lo que lo hace sentir contento por lo que ha hecho, estás criando a un niño que nunca dudará en echar una mano y ser una buena persona. Los niños disfrutan ayudando a los demás, especialmente si ven a sus padres que hacen lo mismo. Por eso tienes que explicar y enseñarle sobre la generosidad y los niños.

Los niños y la generosidad en la familia

Cuando se satisfacen las necesidades físicas y emocionales básicas del niño, ellos están dispuestos a compartir casi cualquier cosa que tienen, con alguien que lo necesite. Hay niños que quieren ayudar a otros desde el momento en que tienen la edad suficiente para entender qué es lo que están haciendo. 

CONOCE SOBRE LA GENEROSIDAD Y LOS NIÑOS 
Muchos niños cuando tienen la edad suficiente, ayudan a sus padres a llevar y regalar su ropa y juguetes que ya no usan en lugares de caridad. También hay mujeres que tienen hijos y son madres solteras que trabajan y van a la universidad, y les cuesta llegar a fin de mes.

Pero lo poco que les queda lo utilizan para ayudar a otras personas que no tienen nada. Esto es muy bueno porque muestran de manera práctica a sus hijos sobre la generosidad y los niños. Este tipo de acto de ayudar a los demás enfoca a los niños fuera de sus propias circunstancias y les enseña a ayudar a los demás.

Algunos de estos niños cuando se hacen más grandes y comienzan a recibir un subsidio, donan y dan su propio dinero y empiezan a contribuir en obras de caridad de su elección. Eso los hace sentirse bien consigo mismo y a la vez están dando una ayuda a alguien que lo necesita.

APRENDE SOBRE LA GENEROSIDAD Y LOS NIÑOS 
La asignación de algunos jóvenes es relativamente pequeña, en comparación con algunos de sus amigos, pero eso no impide que den contribuciones y no importa cuán pequeña sea, lo importante es que quieren ayudar a los demás. Cuando ya son lo suficientemente grandes tienen más dinero para decidir qué hacer con él. Deciden en qué gastar, lo que pueden ahorrar, y lo que deben o pueden dar a los demás.

Hay familias que aplican algunas ideas para ahorrar algo de dinero para ayudar a otros.Por ejemplo recogen las monedas sueltas que quedan por la casa, en el suelo, en el auto, y en el fondo del bolso o de la cartera. Esto ha motivado a todos los miembros de la familia para ahorrar más y también es una buena enseñanza para los hijos y les deja una lección sobre la la generosidad y los niños.

COPYRIGHT © Verónica Garritano / Foto Por Cortesía: Fotolia
RED DE BLOGS "GRUPO LM"

Te invitamos a visitar:
Red de Blogs "GRUPO LM"

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

Suscripción a Newsletter

 
Back To Top